ROLF Y MARIANNE BERGGRUND

La totalidad de los productos Taljsten se diseña y fabrica en Suecia. Fue en primer lugar Rolf Berggrund el que en 1987 se hizo cargo de la producción y del desarrollo de productos en la fábrica de piedra ollar natural en Handöl en la ladera de los macizos de Jämtland. Su esposa, Marianne, abandonó en ese momento su trabajo de fisioterapeuta para seguirlo en esta aventura. Rápidamente se quedó fascinada por las características de la piedra ollar natural, por su capacidad única para almacenar el calor, y sobre todo por sus propiedades para poder transformarse.   

« Cuando llegué a Handöl, ejercí, uno tras otro, los oficios de maestra, taxista, conductora de autobús e incluso de obrera en la fábrica de piedra ollar natural; la pasión por mi profesión de origen, hizo que aceptara un puesto de fisioterapeuta a 80 Km de mi casa, hasta que una hernia discal hizo que cambiara mis prioridades. Poco a poco mis conocimientos del patrimonio de Handöl, me llevaron a crear, junto a una amiga, una agencia de turismo,”Hanriis Hus”, que disponía de un pequeño salón de té, y cuya misión principal era la promoción de Handöl a través de los yacimientos de piedra ollar natural. Con el fin de ampliar nuestra oferta, emprendí un taller de confección  Hanriis Sten y me lancé en la fabricación de objetos de piedra ollar natural, soportes para velas, objetos torneados y joyas.»

En el transcurso de los encuentros e intercambios de impresiones con sus clientes, Marianne descubrió que la piedra ollar natural almacenaba tanto el frío como el calor. Fue entonces, cuando se le ocurrió la idea genial de fabricar cubitos de « hielo » para el whisky. La expresión ”Whisky on the rocks” la conoce todo el mundo, entonces ¿por qué no fabricar verdaderas piedras que se llamen”Whisky on the rocks Rocks”? ¡Los cubitos de hielo que nunca se derriten nacían en ese momento! Sin embargo la idea de Marianne no fascinó a todos los canteros. ¡Utilizar los restos de las piedras, para fabricar cubitos de hielo, menuda ocurrencia!

« Me puse a buscar pedazos de piedra ollar natural entre los restos que quedaban en la fábrica. Con estos restos tallaba pequeños cubos, los pulía a mano, con una lijadora, y después los lavaba en el lavavajillas. Aprovechaba el tiempo de secado para pegar las etiqueta en las cajas »

Fue en 1994 cuando la prensa se hizo eco de las piedras para whisky. Presentadas como una buena idea para hacer un regalo, aparecieron en varios medios de comunicación, y, en ese momento se las regalaron a varios miembros del Comité Olímpico Internacional, cuando visitaron Suecia. Marianne Berggrund se convirtió así en la mujer que por trabajar la piedra ollar natural fue seleccionada, junto a otras diez personas, para optar al título de “Personalidad del año de Jämtland”.

Rolf y Marianne decidieron contratar personal y racionalizar la producción  para poder responder a la creciente demanda. Unos años más tarde, el mercado sueco se estabilizó. Rolf se consacra al desarrollo de nuevos productos. Stenkall,Varm o Kall y Vinkylare vienen así a ampliar la gama. Más recientemente, Erik, el hijo de Rolf, toma las riendas de la empresa, junto a su esposa Jasmine.

ERIK y JASMINE OLOFSSON

« Desde muy joven, siempre he trabajado la piedra ollar natural. En efecto, siendo adolescente, trabajaba a tiempo completo, junto a mi padre en la fábrica de Handöl. Durante varios años, he estado aprendiendo todo lo que se puede saber sobre la piedra ollar natural, sus características y los métodos de transformación, desde la materia prima hasta la fabricación de los productos terminados. »

Como cualquier materia, la piedra ollar natural exige un amplio conocimiento de los materiales, para poder fabricar productos de la mejor calidad posible. Erik estudió la carrera universitaria de Gestión y Comercio, y después creó su propia empresa Svenska Stenprodukter HB.

Su empresa fabrica muebles para el hogar, como encimeras, bancos y mesas. La empresa se ha desarrollado mucho en este nicho de mercado y goza, en la actualidad de una sólida reputación entre una clientela, fundamentalmente sueca. Marianne y Rolf se jubilaron en 2009 y Erik tomó en ese momento las riendas de la empresa.

La piedra natural se ha convertido en un negocio familiar.

« Mi familia tiene un lazo muy estrecho con la piedra ollar natural. La larga tradición familiar, en torno a la piedra ollar natural, que se inició en los años setenta, se perpetúa de esta forma. Ahora, yo soy el único de la familia que trabaja la piedra ollar natural, el único que tiene la capacidad  para transmitir este saber y este arte. Junto a mi mujer Jasmine, nuestro principal deseo es suministrar durante mucho tiempo productos de calidad de piedra ollar natural, así como hacer a nuestros clientes unos adeptos a este mágico material. Para la difusión de nuestros productos, hemos confiado su distribución a especialistas que comparten con nosotros, nuestro entusiasmo y, que sabrán promover en el mercado europeo la calidad y la originalidad de nuestra producción. »